viernes, 29 de marzo de 2013

Oníria


Anoche soñé con un oso, mamá oso agonizando
con pequeñas crías que la seguían, buscando el alma de su teta.
Su ojo desprendido en medio del asfalto, colgando indiferente.

Anoche soñé con un amuleto, una quimera zoomorfa
con pequeñas crías que enseñaban sus uñas alrededor de mi teta.
Mi ojo desprendido, atraído por una infinita gravedad bucólica. 

jueves, 7 de marzo de 2013

La mujer dormida debe dar a luz


Mis senos se han llenado de voces
mi vagina sangra palabras que no deben ser escuchadas
mi presión arterial resguarda un arsenal de flechas veloces
el calor corporal aumenta y olfateo las miradas
timorata luz de bellezas y albornoces.

Dormida estaba en la comodidad de mi casa,
hasta que encontré en mi vientre una idea fecundada.